Piso Radiante

Con la instalación del piso radiante, usted podrá calefaccionar confortablemente mediante la circulación de agua a baja temperatura con un ahorro considerable de energía.

Los circuitos regulables en forma independiente, comienzan y terminan en colectores situados por encima del suelo con la totalidad de las curvas realizadas en frío y sin estrangulamiento en sección.


Características del Piso Radiante

  • Requiere una temperatura media del agua entre 35° y 55° frente a las temperaturas necesarias en los otros sistemas de calefacción, con el consiguiente ahorro de energía.
  • Todo el suelo irradia calor a baja temperatura. La sensación de calor es suave y uniforme, liberando al ambiente emisores de calor a la vista.
  • Temperatura del suelo agradable.
  • No reseca al aire, por lo tanto no deshumidifica el ambiente.
  • Admite toda clase de solados porque la temperatura que adquiere éste es baja, no produciéndose rajaduras.
  • Mayor inercia térmica.
  • El tubo PEX, es indestructible, para instalaciones empotradas en hormigón, cal o yeso y tampoco es atacado por la corrosión.
  • La dilatación térmica del tubo no perjudica el solado.
  • Es muy seguro ya que todos los circuitos del suelo radiante empiezan y terminan en colectores colocados por encima del suelo.
  • Tiempo muy reducido de ejecución.
  • No necesita equipos o herramientas especiales.
  • Memoria térmica.
  • Larga vida útil.
  • Mayor velocidad de flujo.
  • Adaptable a sistema de radiadores .
  • Junta mecánica sin tecnología de unión.
  • Baja pérdida de carga.

Volver a Calefacción